Tu paso por quirófano debe ser seguro y el resultado óptimo. Se exigente.
Tu salud vale demasiado.

Preguntas frecuentes Cirugía de la mano y microcirugía

Las lesiones que se presentan en la mano pueden afectar estructuras como huesos, cartílagos, articulaciones, tendones, músculos, vasos, nervios o piel.

Si bien en la cirugía estética prima la forma y el aspecto tratando de minimizar la cicatriz, en la cirugía de la mano lo importante es la funcionalidad y la sensibilidad de la mano, quedando el aspecto de las cicatrices en un segundo plano.

En la cirugía de la mano es fundamental la colaboración, tanto por parte del cirujano, como del paciente y del servicio de rehabilitación, para lograr el mejor resultado posible. Una gran cirugía sin una buena rehabilitación nunca logrará un resultado excelente y viceversa.

Somos el centro de cirugía plástica Dr. Juan Ignacio Palacios Ortega, no dude en consultarnos.

A continuación le mostramos una serie de situaciones o aspectos de la intervención que le podrían interesar.

Lesiones frecuentes en la mano

Describiremos algunas de las lesiones más frecuentes de la mano pero evidentemente no todas. No es el objetivo de estas líneas el explicar todas las lesiones o enfermedades que se pueden presentar en la mano sino algunas de las más frecuentes:

Llamamos dedo en resorte a una inflamación de las vainas que rodean los tendones flexores de los dedos, que produce un «engatillamiento» doloroso del dedo al intentar doblarlo. La intervención quirúrgica consiste en la apertura de esa vaina (polea) en el lugar en el que se produce el «engatillamiento» a través de una pequeña incisión en la base del dedo afectado. Después se coloca un vendaje desde los dedos hasta por encima de la muñeca. Este procedimiento se realiza con anestesia local. Los beneficios de la operación consisten en la desaparición del “engatillamiento” al doblar el dedo. Hay otras lesiones en la mano que siguen un comportamiento similar y que se engloban bajo el término de “tenosinovitis”.

Los gangliones son quistes benignos rellenos de contenido mucoso que aparecen en las articulaciones de la muñeca o de la mano y que se manifiestan como bultos que a veces producen molestias o dolor. El tratamiento quirúrgico de estas lesiones consiste en su extirpación completa a través de una incisión en la piel, siendo en ocasiones necesario resecar parte de las estructuras articulares relacionadas con el propio ganglión.

Esta intervención se realiza habitualmente con una anestesia local o locoregional, aunque en raras ocasiones puede ser necesaria anestesia general.

Frecuentemente es necesario inmovilizar con férula de yeso las articulaciones afectadas durante unos días para aliviar las molestias postoperatorias. Asimismo, es habitual presentar molestias en las articulaciones involucradas, que pueden persistir durante algunos meses y ceden con analgésicos.

El síndrome del túnel carpiano ocurre cuando el nervio mediano es comprimido dentro de la región del túnel del carpo en la muñeca. Es característica la sensación de “adormecimiento” de la mano y es más frecuente en mujeres. Suele ser habitual el dolor a la presión en un punto del recorrido del nervio, aunque esto variará según el grado de compresión. Hay muchas causas que producen este síndrome. Dependiendo de la extensión, severidad y grado de la compresión nerviosa, esta alteración puede no mejorar sin un tratamiento quirúrgico.

La cirugía se realiza para aliviar los síntomas asociados a la compresión del nervio mediano y para impedir la pérdida de función de la mano. Puede ser necesaria la rehabilitación de la mano después de la cirugía.

El síndrome del túnel carpiano es debido a la compresión del nervio mediano en la muñeca y suele manifestar como una sensación de adormecimiento de la mano, frecuentemente por la noche y más típicamente en mujeres. Es frecuente localizar un punto doloroso a la presión en el trayecto del nervio.

La cirugía de liberación del túnel carpiano es realizada frecuentemente por los cirujanos plásticos. Existen diversos métodos para realizar la cirugía del túnel carpiano. Su cirujano plástico discutirá las diversas alternativas quirúrgicas.

Las formas de tratamiento alternativo consisten en no tratar esta situación, el uso de férulas de muñeca, medicaciones, suplementos vitamínicos o la inyección de medicaciones del tipo de corticoides dentro de la región del túnel carpiano. El tratamiento de ciertos tipos de enfermedades sistémicas u otras alteraciones puede mejorar el síndrome del túnel carpiano. Existen riesgos y complicaciones potenciales asociados con las formas alternativas de tratamiento.

La intervención, que generalmente se realiza bajo anestesia del miembro superior, consiste en corregir las deformidades de la palma de la mano y de los dedos mediante incisiones en la piel de las zonas afectadas, eliminando las áreas de tejido fibroso que están causando dichas deformidades. En esta enfermedad, que es muy frecuente, se observa como la mano se va «encogiendo» gradualmente, es decir va cogiendo un aspecto de garra. Suele ser más frecuente en los dedos 4.º y 5.º, aunque con el tiempo puede acabar progresando hasta afectar a toda la palma de la mano (no afecta al dorso).

Una vez eliminada toda la fibrosis que abarca la fascia palmar, finalizará la operación con la sutura de la piel y con la realización del vendaje. El origen de la enfermedad es desconocido, aunque se han atribuido causa como la herencia, la ingesta de alcohol, barbitúricos, etc.

El problema parece residir el microtraumatismos repetitivos, etc. También se han intentado diversas formas de tratamiento, aunque hoy por hoy la única forma de tratamiento realmente efectiva sigue siendo la cirugía.

La enfermedad de Dupuytren también se conoce como fibromatosis palmar, ya que como su nombre indica se produce una fibrosis de la fascia palmar ocasionando una deformidad de la mano que progresivamente va adquiriendo el aspecto de una garra con imposibilidad para la extensión completa de los dedos.

Al igual que en el resto de localizaciones de nuestro organismo, en la mano pueden aparecer lesiones tumorales. De la misma manera estas pueden ser de tipo benigno o bien de origen maligno. La solución viene dada por la cirugía. Eliminamos el tumor y procedemos a la reparación del defecto creado y de las estructuras implicadas, bien sea el hueso, articulaciones, cartílago, tendones, músculos o la piel.

Las lesiones extirpadas se mandan a analizar para confirmar el diagnóstico de presunción y así optar por el tratamiento complementario idóneo en caso de ser necesario.

Al igual que lo comentado con los tumores, en la mano, pueden aparecer infecciones. Estas pueden quedar localizadas (como los panadizos, paroniquias, etc.) o bien extenderse por toda la mano. Existen unas particularidades características en la mano que hacen que las vías de diseminación sean un poco diferentes pudiendo llegar a afectar a toda la mano rápidamente de no tomar las medidas adecuadas con prontitud y provocar numerosas adherencias y fibrosis que afectarán posteriormente a la movilidad de la mano.

Cuando se trata de infecciones pequeñas, con el drenaje, curas y tratamiento antibiótico específico suelen solucionarse con celeridad, de ahí que sea importante el instaurar un tratamiento precozmente.

Cualquier lesión aguda o bien crónica puede afectar a la funcionalidad de la mano. En caso de que tenga una lesión aguda no dude en contactar con nosotros para poder solucionarla con prontitud. La mayor parte de heridas que se producen en la mano suelen afectar a más estructuras de las que parece en principio.

Por ejemplo, aunque a usted le parezca que tiene un corte superficial en la muñeca, es posible que se encuentren lesionados tendones, músculos o incluso nervios, ya que la capa de piel es muy fina en esta zona y algunas estructuras están muy superficiales. La mayor parte de heridas en la mano deben ser exploradas en quirófano para ver el alcance de los daños que se hayan producido a fin de repararlas con prontitud, sino los problemas serán permanentes.

Riesgos de los procedimientos en la mano
  • Molestias en la cicatriz durante algún tiempo.
  • Retardo en la cicatrización y pequeñas pérdidas de piel, por mala circulación en los bordes de la herida.
  • Hematomas (acúmulo de sangre bajo la piel).
  • Mala cicatrización.
  • Infección de la herida.
  • Pérdidas extensas de piel.
  • Alteraciones circulatorias del dedo.
  • Lesión del nervio digital. Ocasiona pérdida de la sensibilidad del dedo.
  • Adherencias tendinosas. Ocasiona rigidez y dificultad para el movimiento (flexoextensión) del dedo

Si tiene alguna pregunta que hacer, o si hay algo que no haya comprendido, póngase en contacto con nosotros. Queremos que usted sea un paciente bien informado. Consúltenos.

4.5/5

4.5

JenniferBernardoRodr · 19 Septiembre 2020
“Después de dos embarazos y de haber tenido mucho pecho se me quedó muy vacío y…”

MariaEugenia117 · 25 Agosto 2020
“Muy contenta con el resultado, me blober hacer algún retome 👍”

SusanaDiazdeCerio · 12 Julio 2020
“El doctor muy profesional aunque todavía no me he decidido a hacerme la…”

Ver todas

Solicitud de información

Juan Ignacio Palacios Ortega utilizará sus datos para atender su petición. Adicionalmente y en el caso de que nos lo consienta, le remitiremos comunicaciones comerciales por vía electrónica relacionadas con nuestros productos y servicios. Tiene la posibilidad de ejercitar los derechos de acceso, rectificación, supresión y portabilidad, así como en determinadas ocasiones el de limitación u oposición del tratamiento de sus datos. Puede consultar la información adicional y detallada sobre protección de Datos aquí
Ir arriba